La Manada Jumalee está formada por niños de entre 9 y 11 años (3º, 4º y 5º de primaria), en esta sección se va profundizando un poco más en el escultismo  a través del juego como principal herramienta. Se reúnen en su cubil y trabajan junto a sus seisenas realizando talleres o juegos que siempre están orientados a fomentar el compañerismo, la participación y la creatividad mientras disfrutan y se divierten.

LEMA

¡HAREMOS LO MEJOR!

Este lema representa el trabajo de los lobatos y lobatas en la manada, en la que siempre se buscará hacer todo lo que se propongan de la mejor manera posible. Además, se profundiza también en el respeto a los compañeros y compañeras al igual que  a los Viejos Lobos. 

PROMESA

Es un compromiso con el que el lobato manifiesta su deseo de trabajar jugando con los demás lobatos y formar parte de la Manada. Es una promesa adaptada a la sección para ir preparando el camino hasta la promesa que finalmente se realiza en la Sección Scout. La promesa de Lobatos es:

 

“’Yo prometo hacer lo mejor por: ser amigo de todas las personas, cumplir la ley de la manada y hacer cada día una buena acción

SALUDO

El Saludo de los Lobatos simulan las orejas de Lobato, usando para ello el dedo índice y el medio de la mano derecha totalmente estirados. Además, el dedo pulgar estará encima de los otros dos dedos, el corazón y el meñique, como símbolo de que el grande protege al pequeño.

COLOR

Amarillo
El color de la sección es el amarillo.

Representa el color de la fantasía, puesto que es el ambiente que sirve de fondo motivador para la vida de grupo en la Manada y sus juegos. Otro significado puede ser, que al estar la Manada integrada por niños y niñas que empiezan un recorrido por la selva y el escultismo, el color amarillo representa el color de una semilla dispuesta a germinar.

ETAPAS DE PROGRESIÓN

Cada sección está compuesta de 3 etapas de progresión (integración, participación y animación), que no son más que referentes que nos informan de donde está cada niño y su grado de compromiso. Se llaman huellas en la manada y representan aquellos animales que protegen y ayudan a Mowgli a formar parte de la manada y sobrevivir en la selva.

1ª Etapa, integración: La huella de Akela

En esta etapa, el lobato acaba de entrar a la manada e inicia su progresión dentro de la misma. El lobato que acaba de entrar a la manada tiene muchas cosas que aprender para formar parte de ella, para ello, Akela, el jefe lobo, le ayudará a conocer como funciona la manada y le abrirá el camino en la misma para que disfrute de su descubrimiento.

2ª Etapa, participación: La huella de Baloo

En esta etapa, el lobato ha conseguido formar parte de la manada y comenzará a valerse por sí mismo, participando todo lo posible en ella y en las actividades, siendo útil para su manada y haciendo siempre lo mejor con una sonrisa. Para lograrlo, Baloo, el oso pardo, le guiará en lo que debe hacer, enseñándole todo lo que necesita para seguir su trabajo.

3ª Etapa, animación: La huella de Bagheera

En esta etapa, el lobato es un miembro importante de la Manada, siendo “los ojos y oídos” de los Viejos Lobos dentro de la manada. Aquel Lobato con las huellas de Bagheera ayudará a los Viejos Lobos en liderar la Manada, siguiendo los consejos de Bagheera, la pantera negra, que le enseñará todo lo relacionado con el trabajo personal e independencia, sin abandonar a sus amigos.

AMBIENTACIÓN

La Manada está ambientada en el libro “El Libro de las Tierras Vírgenes”, ahora conocido como El Libro de la Selva, del autor Rudyard Kipling, donde Mowgli, un niño humano, es encontrado en la selva por una loba y es llevado a la manada que vive en la selva, siguiendo después sus aventuras por la misma. 

Mowgli intenta entender a la Manada Jumalee y a todos los animales que viven en la selva, mientras intenta encontrar su lugar en la misma manteniendo siempre la sonrisa y jugando con todos los amigos que hace por el camino. 

Los Lobatos y Lobatas ya empiezan a desarrollar un pensamiento más crítico y propio, preguntando sobre todo lo que se encuentra a su alrededor y con ganas de aprender, por lo que Los Viejos Lobos les enseñarán a través del juego sobre todas sus inquietudes para ayudarles a crecer y ser mejores lobatos de como entraron a la manada. Su lugar de Reunión es el cubil de la manada, un sitio donde pueden ser ellos mismos y mantener sus juegos.

LAS MÁXIMAS DE BALO

Partiendo de la ley de la manada: “El lobato escucha y obedece al viejo Lobo y no solo se escucha a sí mismo”., tenemos a Baloo es el viejo oso pardo que vive junto a Mowgli y la Manada Jumalee en la selva. Él, mediante estas máximas, enseña a Mowgli a como sobrevivir en la selva y como convivir con otros animales de la misma. Estos consejos van dirigidos a que el lobato adquiera buenos hábitos, convirtiéndose así en un buen Lobato.

1. EL LOBATO PIENSA PRIMERO EN LOS DEMÁS: el lobato tiene que ser altruista y no ser egoísta, ayudando a los demás lobatos antes que a ellos mismos.

2. EL LOBATO TIENE SUS OJOS Y SUS OÍDOS BIEN ABIERTOS: el lobato debe estar atento a sus alrededores para poder alcanzar sus metas y objetivos correctamente y hasta el final.

3. EL LOBATO ES LIMPIO Y ORDENADO: el Lobato debe mantener bien limpio el cubil para poder realizar bien todas las actividades y para poder jugar sin parar.

4. EL LOBATO SIEMPRE ESTÁ ALEGRE: el Lobato siempre trabajará y jugará con una sonrisa, la cual será contagiosa para todos los demás Lobatos, viejos lobos y scouts del grupo.

5. EL LOBATO DICE SIEMPRE LA VERDAD, AUNQUE LE CUESTE: el Lobato siempre dirá la verdad, por mucho que duela o que no le guste, ya que el lobato siempre tiene que ser alguien de fiar.

6. EL LOBATO RESPETA LAS COSAS Y CUIDA DE LA NATURALEZA: el Lobato respeta todo aquello que se encuentre a su alrededor, además de la naturaleza para dejar el lugar mejor de cómo lo encontró.

EL GRAN CLAMOR Y LA FLOR ROJA

La Flor Roja es un Fuego de Campamento propio de la Manada y realizado por y para la Manada. Esta es una reunión tranquila y divertida de todos los miembros de la manada, los cuales se reúnen para disfrutar de una alegre velada donde los lobatos serán los protagonistas.

El Gran Clamor se trata de un momento especial en la vida de todo Lobato, ya que este es un grito de la Manada que solo escucha dos veces en su vida: cuando forma parte de la Manada tras hacer la promesa, y cuando se va de la Manada para seguir su aprendizaje por el mundo Scout.

VIEJOS LOBOS

Al equipo de scouters se les conoce como Viejos Lobos. Sus nombres provienen de los personajes de los distintos relatos de “El libro de las tierras vírgenes”. Sus nombres pueden ser:

Akela

Es el lobo líder de la manada Jumalee, siempre alerta y listo para ayudar a todos los demás de la manada, al igual que guiarlos y proporcionarles consejo gracias a su experiencia como líder de la manada, siendo justo con todos.

Baloo

Es el viejo lobo gris que vive en la Selva, siendo uno de los pocos animales que no es un lobo que se admite en la Manada. Enseña a Mowgli sobre la Selva y los pueblos que viven en ella de forma divertida, siendo su amigo y mentor.

Bagheera

Es la astuta pantera negra, la cual salvó a Mowgli de caer en manos del tigre Shere-Khan cuando este estaba por entrar a la Manada. Enseña a Mogwli a moverse por la selva con agilidad y como cuidarla y respetarla.

Kaa

La serpiente más longeva de la selva, con experiencia en la misma sobre como vivir en ella. Ayuda a Mowgli y le enseña que las apariencias engañan, desarrollando las habilidades al pequeño cachorro.

Hermano Gris (HG)

El hermano lobo de Mowgli, representa la alegría y la curiosidad incansable que va acompañando a Mowgli durante toda su andanza en la manada.

Raksha

Se trata de la Madre Loba de Mowgli, la cual es protectora con su cachorro, cariñosa pero feroz en caso necesario. Ayuda a Mowgli a desarrollar se propia personalidad y forma de ser.

Hathi

El elefante, el cual fue parte en la creación de la selva y de la formación de los ríos gracias a sus colmillos y gran fuerza. Simboliza el conocimiento debido a su extraordinaria memoria y las ganas de seguir aprendiendo.

FRAGMENTO DEL LIBRO

– ¡Un hombre! -exclamó disgustado. Un cachorro humano. ¡Mira!

Frente a él, apoyado en una rama baja, se erguía, enteramente desnudo, un niño moreno que apenas sabía andar; una cosa, la más simpática y pequeña, la más fina y gordinflona que jamás se había presentado de noche ante la caverna de un lobo. Miró a éste cara a cara y sonrió.

El libro de las tierras vírgenes – Rudyard Kipling

Descarga el libro de "El libro de las tierras vírgenes"