La Colonia Arco Iris está formada por niños de entre 6 y 8 años (1º y 2º de primaria), en ella toman un primer contacto con el escultismo jugando y divirtiéndose, y aprendiendo a colaborar entre ellos y a «Compartir» tal y como dice su lema. Se reunen en la madriguera, donde aprenden las lecciones de los grandes castores que les guían y enseñan a desenvolverse en el estanque.

LEMA

¡COMPARTIR!

Con este lema, los castores y castoras aprenden a no ser egoístas, aprendiendo a repartir no solo las cosas materiales, sino a compartir el trabajo a realizar, los conocimientos, sentimientos, etc… De esta forma también comprenden que cada persona es distinta, ganando en comprensividad, tolerancia y respeto a los demás.

PROMESA

Es un compromiso con el que el castor manifiesta su deseo de compartir y participar en la colonia. Es una promesa adaptada a la sección para ir preparando el camino hasta la promesa que finalmente se realiza en la sección scout. La de los castores es:

“Yo prometo: 
Compartir mi labor como castor/a y participar con alegría en la colonia”

SALUDO

El saludo de los castores simulan las paletas de estos animales, usando para ello el dedo índice y el medio de la mano derecha. Además el dedo pulgar estará encima de los otros dos dedos, el corazón y meñique, como símbolo de que el grande protege al pequeño.

COLOR

Azul Celeste
El color de la sección es el azul celeste.

Este color representa el estanque en el que se desenvuelve la vida de la colonia, el agua que fluye y da vida. Se escoge este color para representarla imaginación de los castores, que es la gran característica que se potencia en este rango de edad.

ETAPAS DE PROGRESIÓN

Cada sección está compuesta de 3 etapas de progresión (integración, participación y animación), que no son más que referentes que nos informan de donde está cada niño y su grado de compromiso. 

1ª Etapa, integración: El castor sin paletas

En esta etapa el castor acaba de entrar en la colonia e inicia su progresión dentro de la misma. El castor que acaba de nacer, tiene que aprender muchas cosas para poder vivir con el resto de la colonia. El bebé castor no tiene paletas y le irán creciendo a medida que vaya aprendiendo a estar en la colonia.

2ª Etapa, participación: El castor con paletas

El castor con paletas es fuerte, ha conseguido que le crezcan las paletas y se valdrá por sí mismo para hacer su presa y su madriguera. Pero las paletas se irán haciendo más fuertes al compartir su trabajo con el resto de los castores y siendo cada vez más útil dentro de la colonia. En esta etapa el castor está totalmente integrado ya que conoce los conceptos fundamentales como la ley, promesa, lema y personajes.

3ª Etapa, animación: El castor Keeo

El castor tiene la habilidad de hablar con los humanos, es el más responsable y deberá ser un referente para el resto de la colonia. En esta etapa el castor va adquiriendo mayor responsabilidad y se convierte en un animador para la colonia.

AMBIENTACIÓN

La colonia está ambientada en el libro «Los amigos del bosque», de la escritora A.H. McCartney donde un grupo de castores conocen a una familia humana que se instalan junto a su dique, con la que comparten grandes aventuras. 

El hecho de ser castores, los hace protagonistas de la historia y tratan de entender, sentir e imitar comportamientos propios de los personajes de su cuento. Juegan a ser ellos y se identifican con ellos. 

Los castores y las castoras son aún pequeños para abstraer algo tan complejo como son los valores, por lo que necesitan de ejemplos y vivencias que les clarifiquen y les sirvan de reflexión e interiorización. A través de un cuento seremos capaces de que perciban, reflexionen, interioricen y manifiesten actitudes y comportamientos que van más allá de lo físico y visible.

LOS CONSEJOS DE MALAK

Malak es el búho del bosque, un personaje que está cerca de los castores, dándole consejos y enseñándoles a convivir día a día con el mundo que les rodea. Estos consejos van dirigidos a que el castor adquiera buenos hábitos convirtiéndose en un Buen Castor.

1. CADA COSA TIENE SU LUGAR: el castor tiene que aprender a ser ordenado, no solo con sus cosas personales sino también con el material de colonia. Ser un buen castor implica ser respetuoso con su propio material y el ajeno, y mantenerlo en buenas condiciones y ordenado es imprescindible para poder disfrutar de él en futuras ocasiones.

2. LIMPIO Y SANO DEBES CRECER: a través de este consejo, el castor aprenderá la importancia de mantenerse saludable. Así, se trabajarán aspectos tales como el de la importancia de una buena higiene personal, una buena alimentación o una actitud positiva hacia la actividad física.

3. ESCUCHANDO SE APRENDE: el silencio es fundamental para escuchar cuando alguien habla. Es importante que el castor asuma que todos tienen cosas que aportar y que escuchando pueden aprender cosas nuevas de los demás.

4. VIVIMOS EN EL BOSQUE, CUÍDALO: el respeto a los animales, plantas, el buen uso de los recursos naturales… son aspectos que el castor no debe olvidar. Debe aprender a respetar el medio ambiente, cuidarlo y protegerlo. Como buen scout debemos dejar el mundo mejor de como lo encontramos.

5. TODOS NECESITAMOS TU AYUDA, COMPÁRTELA: con este consejo pretendemos que el castor aprenda a ser útil para los demás prestando su ayuda a quien lo necesite y sin esperar recompensa por la otra persona. Todo esto respalda el valor de la solidaridad y el servicio a los demás desinteresadamente.

LAS COLAS DE CASTOR

Los castores, a lo largo de la ronda, deben conseguir los puntos necesarios al cumplir cada consejo de Malak para conseguir la cola correspondiente a cada consejo, las colas se dividen en:

  • Cola morada: relacionada con el primer consejo de Malak
  • Cola amarilla: relacionada con el segundo consejo de Malak
  • Cola blanca: relacionada con el tercer consejo de Malak
  • Cola verde: relacionada con el cuarto consejo de Malak
  • Cola marrón: relacionada con el quinto consejo de Malak

AMIGOS DEL BOSQUE

Al equipo de scouters se les conoce como Grandes Castores. Sus nombres provienen de los amigos del bosque que nos describe el cuento, por lo que son parte del juego de los castores. Sus nombres pueden ser:

Keeo

Es el castor más sabio de la colonia. Un rayo lo convirtió en un castor plateado dándole la capacidad de hablar con los humanos. Es un castor responsable que siempre acompaña y aconseja a los demás castores para que aprendan cosas nuevas.

Gran Castor/a Marrón

Es el castor más grande y viejo de la colonia, conoce todo acerca del estanque. Conoce las costumbres de todos los animales y todo lo relacionado con la madre naturaleza.

Malak

Es el búho sabio del bosque. Gracias a su sabiduría guía a la colonia hacia el buen camino para aprender un montón de cosas. Además, es el encargado de dar a los castores sus cinco consejos para que los tengan siempre en cuenta.

Arco Iris

Es la madre de la familia. Los castores le dan este nombre por el colorido tan brillante de su vestido. Es la encargada de enseñar a la colonia normas básicas de higiene y salud.

Ojo de Halcón

Es el padre de la familia Jones. Los castores le dan este nombre porque fue el primero de la familia que les vio en el río. Es muy observador y le encanta pasear por la naturaleza.

Burbuja

Es la hija mayor de la familia. Los castores le dan este nombre porque al nadar en el río chapoteó tanto que formó enormes burbujas. Además, es la encargada de fomentar la creatividad y habilidades manuales de los castores.

Rusty

Es el hijo menor de la familia. Los castores le dan este nombre por el color de su pelo (pelirrojo). Enseña a los castores a trabajar juntos y ser serviciales entre ellos y con todo el mundo.

Tic-Tac

Es la ardulla más activa del bosque. Por su agilidad es la encargada de enseñar nuevos y divertidos juegos en la naturaleza. Los castores aprenden de ella a explotar la naturaleza de la forma más activa.

FRAGMENTO DEL LIBRO

Al verle, Keeo, Kibu, Lekes y Rasty, los Grandes Castores, le invitaron a subir a la orilla y lentamente caminaron por el bosque. Al ver la carita de asombro de Kid, uno de los Grandes Castores, empezó a explicarle la vida del bosque.
— Nuestra vida depende de este gran bosque –dijo Lekes– de él nos alimentamos, al igual que otros animales.
— ¿ De estos grandes palos? –preguntó Kid.
— Sí, de estos árboles. También los utilizamos para hacer nuestras madrigueras.

Los amigos del bosque – A.H. McCartney

Descarga el libro de "Los amigos del bosque"